Skip to main content

Gobierno Duque incendia el País con militarización y violencia imponiendo el Decreto 575

Por junio 2, 2021Noticias
Compartir esto

COMUNICADO A LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL

El pasado viernes 28 de Mayo se cumplió un mes de las movilizaciones y el estallido social del PARO NACIONAL, donde millones de colombianos se dieron cita nuevamente en las calles de todas las ciudades del País, para continuar rechazando las políticas represivas de un gobierno que se niega al diálogo, producto de su autocrática arrogancia. Esa misma noche conocimos de la expedición del Decreto 575, que extiende la denominada Asistencia militar a 8 gobernaciones y 13 alcaldes, medida autoritaria que usurpa funciones de orden público a entes territoriales, niega los procedimientos del diálogo y concertación dispuestos en la norma como de preferencia para estas situaciones y los remite a un procedimiento militar, por encima del tratamiento civil e incluso policivo que, supone la norma, se correspondería más a este tipo de conflictos.

SINDESENA rechaza el Decreto 575, que en nuestro criterio anticipa una Conmoción interior a cuenta gotas, que hace parte de los regímenes de excepción, que limitan las libertades públicas y avanzan en una inaceptable noción de democracia restringida.

El tratamiento de guerra que el gobierno de Duque y su jefe Álvaro Uribe Vélez han dado esta protesta social es sumamente peligroso, desconociendo declaraciones de CIDH que ha señalado con precisión: “los Estados deben respetar, proteger, facilitar y promover el derecho a la protesta social y que todo uso legítimo de la fuerza debe observar principios de legalidad, absoluta necesidad y proporcionalidad”.

Nos preocupa que la actual escalada de medidas policivas, militares y parapoliciales agravan mucho la situación de los Derechos Humanos, el gobierno nacional se cierra al diálogo con el Comité Nacional de Paro, pero también desconoce las otras expresiones populares que se encuentran en las calles en movilización permanente; el gobierno nacional ha instigado violencia y ha sido connivente con quienes hoy se auto designan como “ciudadanos de bien”, varios de los cuales han mostrado su rostro fascista, aporofóbico y paramilitar en las calles de Cali, Medellín, Bogotá, Bucaramanga, Neiva entre otras.

Hacemos un llamado al diálogo con el CNP, con las expresiones juveniles y populares que están en las calles, en primeras y siguientes líneas, jóvenes que no pueden seguir siendo masacrados por un gobierno carente de legitimidad ante el pueblo colombiano. Le exigimos al gobierno nacional derogar el Decreto 575 y desmilitarizar las ciudades del país.

Colombia ha despertado y requiere nuevas soluciones para millones de personas que se encuentran excluidas de la construcción de nación, propuestas como el Programa Público de Empleo, la Renta básica, matricula cero, la vacunación universal del Covid, son puntos concretos que elevan las comunidades, al lado del reclamo por libertades públicas y derechos ciudadanos.

El gobierno nacional debe detener este baño de sangre donde existen miles de detenidos, 51 personas han perdido sus ojos por el ESMAD, más de 70 personas asesinadas, cerca de 500 desaparecidos, actos perpetrados por la fuerza pública y personas vestidas de civil que acompañan a estos efectivos, todo bajo anuencia del gobierno Duque y su Ministro de defensa. Hacemos un llamado a la comunidad internacional para velar por las garantías democráticas, llamamos a la OEA a romper su silencio cómplice promovido por el señor Almagro, agente desestabilizador de otras democracias en el continente, pero complaciente ante el bloque de poder colombiano.

A PARAR PARA AVANZAR…. VIVA EL PARO NACIONAL.

SINDESENA JUNTA NACIONAL

Bogotá, 2 de junio de 2021

Dejar una Respuesta